Nuevos Álbumes

Género seleccionado : [Tradicional]

Herencias

Herencias

Pancho Amat

Ritmo Caliente Vol.1

Ritmo Caliente Vol.1

Conjunto Casino

Ritmo Caliente Vol.2

Ritmo Caliente Vol.2

Conjunto Casino

El más grande y universal

El más grande y universal

Septeto Ignacio Piñeiro

A mi tierra

A mi tierra

Zunilda Remigio

Ay Candela

Ay Candela

Septeto Tradison

Entre dos aguas

Entre dos aguas

María Victoria Rodríguez

Ya no puedo parar

Ya no puedo parar

Septeto Típico Tívoli

Refúgiate en mí

Refúgiate en mí

María Victoria Rodríguez

La Fórmula

La Fórmula

Azabache

El Eliades que soy

El Eliades que soy

Eliades Ochoa

5 Leyendas Vol.II: Compay Segundo

5 Leyendas Vol.II: Compay Segundo

Compay Segundo - Francisco Repilado

5 Leyendas Vol.II: Ibrahim Ferrer

5 Leyendas Vol.II: Ibrahim Ferrer

Ibrahim Ferrer

5 Leyendas Vol.II: Omara Portuondo

5 Leyendas Vol.II: Omara Portuondo

Omara Portuondo

5 Leyendas Vol.II: Eliades Ochoa

5 Leyendas Vol.II: Eliades Ochoa

Eliades Ochoa

Mis anhelos, Vol.1-2

Mis anhelos, Vol.1-2

Omara Portuondo

Eliades Ochoa y La Banda del Jigüe

Eliades Ochoa y La Banda del Jigüe

Eliades Ochoa

De Machin a Pacho

De Machin a Pacho

Pachito Alonso y sus Kini Kini

La Cosquillita Cubana

La Cosquillita Cubana

Caribe Son

Aguanta ahí

Aguanta ahí

Inaudis Paisán

5 Leyendas Vol.II: Ruben Gonzalez

5 Leyendas Vol.II: Ruben Gonzalez

Ruben Gonzalez

La Trova De Siempre

La Trova De Siempre

Quinteto Criollo

Si Te Vas

Si Te Vas

Zona Libre

Exitos de Los Naranjos

Exitos de Los Naranjos

Los Naranjos

Sincretismo

Sincretismo

Grupo Manguaré

Soy Sensación

Soy Sensación

Orquesta Sensación

Voy A Elevar Mi Voz

Voy A Elevar Mi Voz

Conjunto Casino

La Chica Sexual

La Chica Sexual

Contra Viento y Marea

Mis Raices

Mis Raices

Pancho Amat

Recordar Es Vivir

Recordar Es Vivir

NG La Banda y Jose Luis Cortés

90 años. Vol. I

90 años. Vol. I

Septeto Habanero

90 años. Vol. II

90 años. Vol. II

Septeto Habanero

Del cancionero cubano

Del cancionero cubano

Milagro de los Angeles

Soy Sensación

Soy Sensación

Orquesta Sensación

Voy A Elevar Mi Voz

Voy A Elevar Mi Voz

Conjunto Casino

La Chica Sexual

La Chica Sexual

Contra Viento y Marea

Mis Raices

Mis Raices

Pancho Amat

Recordar Es Vivir

Recordar Es Vivir

NG La Banda y Jose Luis Cortés

90 años. Vol. I

90 años. Vol. I

Septeto Habanero

90 años. Vol. II

90 años. Vol. II

Septeto Habanero

Del cancionero cubano

Del cancionero cubano

Milagro de los Angeles

Décima, Punto Y Tonada

Décima, Punto Y Tonada

All Star Guajiros

Veneración

Veneración

Gerardo Aldana

La Tierra Que Yo Más Quiero

La Tierra Que Yo Más Quiero

Raices Cubanas

Ya no debo na´

Ya no debo na´

Sonora Lira Matancera

Los Sonoros

Los Sonoros

Los Sonoros

Danzoneando

Danzoneando

Alberto Corrales y su Orquesta Panorama

Collecion Agrupaciones Anos 50 Conjunto Gloria Matancera

Collecion Agrupaciones Anos 50 Conjunto Gloria Matancera

Conjunto Gloria Matancera

Cayo Hueso

Cayo Hueso

Jovenes del Cayo

Sonido de siempre

Sonido de siempre

Orquesta Aragón

Me Mantengo

Me Mantengo

Taínos de Mayarí

Changui Con Tó.

Changui Con Tó.

Ariel y su Mezklán

Santa Lucia

Santa Lucia

María Victoria Rodríguez

Los Danzones Más Famosos De Barbarito Diez Vol.1

Los Danzones Más Famosos De Barbarito Diez Vol.1

Barbarito Diez

Grandes Exitos De Los Hermanos Castro

Grandes Exitos De Los Hermanos Castro

Orquesta Hermanos Castro

Don Tito Gómez

Don Tito Gómez

Orquesta Riverside y Tito Gomez

Hermanas Márquez

Hermanas Márquez

Trio de Las Hermanas Marquez

Las Voces Del Siglo Mariateresa Vera Y Su Conjunto

Las Voces Del Siglo Mariateresa Vera Y Su Conjunto

María Teresa Vera

Benny Moré El Barbaro Del Ritmo Vol V

Benny Moré El Barbaro Del Ritmo Vol V

Benny Moré

Benny Moré El Barbaro Del Ritmo Vol Iv

Benny Moré El Barbaro Del Ritmo Vol Iv

Benny Moré

Benny Moré El Barbaro Del Ritmo Vol Iii

Benny Moré El Barbaro Del Ritmo Vol Iii

Benny Moré

Benny Moré El Barbaro Del Ritmo Vol Ii

Benny Moré El Barbaro Del Ritmo Vol Ii

Benny Moré

Benny Moré El Barbaro Del Ritmo Vol I

Benny Moré El Barbaro Del Ritmo Vol I

Benny Moré

Abelardo Barroso. Las Voces Del Siglo

Abelardo Barroso. Las Voces Del Siglo

Abelardo Barroso

La Habana No Muere

La Habana No Muere

Septeto Okay Cuba

Barbarito Diez Y Orquesta De Antonio María Romeu.  Las Voces Del Siglo

Barbarito Diez Y Orquesta De Antonio María Romeu. Las Voces Del Siglo

Barbarito Diez

Goza Mi Charanga

Goza Mi Charanga

Charanga de oro

Deja Que La Gente Hable

Deja Que La Gente Hable

Septeto Tradison

Con Sello Y Patente

Con Sello Y Patente

Guzman y su Poder Latino

Llegó Teté

Llegó Teté

Teresa García Caturla

Siempre Será El Amor. Dúo Evocación

Siempre Será El Amor. Dúo Evocación

Dúo Evocación

Las Flores Del Jardín

Las Flores Del Jardín

Dúo Nuestras Almas

Casa De La Trova De Baracoa

Casa De La Trova De Baracoa

Sexteto Yumurí

Orquesta Sensación, Una Sola

Orquesta Sensación, Una Sola

Orquesta Sensación

Colibrí

Colibrí

Vicente Feliú

Entre Amigos

Entre Amigos

Orquesta Aragón

Casa De La Trova De Trinidad

Casa De La Trova De Trinidad

Septeto Juvenil

La Reina Y El Barbaro.

La Reina Y El Barbaro.

Celeste Mendoza

Aragón Entre Amigos

Aragón Entre Amigos

Orquesta Aragón

Canto A Mi Cuba

Canto A Mi Cuba

Benny Moré

Santa Bárbara

Santa Bárbara

Celina González

Record De Un Año

Record De Un Año

Septeto Raisón

Aragón En La Onda De La Alegría

Aragón En La Onda De La Alegría

Orquesta Aragón

Cuando pensamos en la expresión ‘música tradicional cubana’, inmediatamente nos remontamos al sonido, o más bien a los sonidos y estilos de la música popular que se escuchaban en Cuba por las primeras décadas del siglo XX.

Esta fue una etapa en la que se consolidaron nuestros géneros musicales más representativos; fueron los años en que surgieron los sextetos y septetos soneros, las charangas danzoneras, conjuntos y sonoras, entre otros formatos instrumentales, o vocales- instrumentales, como los tríos.
Y aunque en esta misma etapa coexistieron, junto a los formatos mencionados, otros, como la llamada orquesta típica, que venía ya desde el siglo XIX interpretando danzones, o las jazz bands, que llevaron a su estructura instrumental los ritmos de la música cubana, hoy en día es la sonoridad de septetos, conjuntos y charangas la que más se identifica, sobre todo internacionalmente, con nuestra más pura tradición.
Y no es extraño que así sea, pues estas agrupaciones surgieron para interpretar la música popular cubana. Los septetos para el son, las charangas para el danzón y el cha cha chá y los conjuntos enriquecieron al son y fueron un sonido ideal para los boleros. Estas formaciones orquestales forman parte sustancial del desarrollo de la música popular cubana y gracias a ellas se consolidaron nuestros géneros musicales más representativos y adquirieron la sonoridad que los tipifica.
Es así que al referirnos a nuestra música tradicional, no estamos aludiendo a un género musical o ritmo en particular, sino a toda una época que sentó las bases para el desarrollo posterior de la música popular cubana e incluso de la más contemporánea música bailable latina que hoy se hace en muchos países.
No obstante su variedad ritmática e incluso sonora, esta música lleva un sello distintivo, una cadencia, un espíritu que la hace reconocible, aun para el oyente menos conocedor.
(Adolfo Costales)

 La música popular en Cuba presenta características muy particulares que la distinguen, en referencia a su gran diversidad rítmica y riqueza sonora, del resto de los países latinoamericanos. Estas características tienen que ver con el mismo proceso de formación de esta música, que se inicia cuando comienzan a mezclarse los elementos musicales provenientes de Europa –de España básicamente- con otros procedentes de distintas culturas africanas que convergieron en la Isla.

En nuestro país no sucedió como en México o en otras regiones de Latinoamérica, que hoy conservan manifestaciones musicales heredadas de sus culturas aborígenes y que aún se manifiestan en las músicas de estos países. Civilizaciones americanas como la azteca, la maya o la inca, eran ya suficientemente sólidas a la llegada de los europeos a nuestro continente, por lo que a pesar de las consecuencias de las guerras de conquista y del posterior y devastador proceso de colonización, importantes elementos de estas culturas lograron sobrevivir y llegar hasta nuestros días.
Sin embargo, casi la totalidad de las manifestaciones culturales de los habitantes de nuestra isla, muy inferiores en su desarrollo a las mencionadas anteriormente, fueron totalmente destruidas durante la colonización. Nunca se supo cómo era la música de nuestros taínos o siboneyes. Sólo se conoce, por referencias escritas, de algunos instrumentos musicales, pero nada del sonido, ritmos, cantos, etc.
Lo que hoy consideramos como música cubana, tiene su génesis a partir de dos fuentes musicales esenciales: una europea y otra africana. Durante siglos, y a partir de que miles de africanos -en condición de esclavos- comenzaran a llegar a Cuba, estas dos músicas, tan distintas, comienzan a interrelacionarse, a fundirse en un largo proceso de transculturación, que culminaría con la aparición de una nueva música, ni europea ni africana, sino ya netamente cubana.
Durante el siglo XVIII se produjo un importante aumento de la trata esclavista, incrementándose la presencia del negro en la isla y como consecuencia aumentaban también en todo el país sus instrumentos musicales, ritmos, cantos y bailes, que junto a hombres y mujeres, fueron importados desde el lejano continente. Los africanos se agruparon en los llamados cabildos, que eran asociaciones que integraban habitantes de una misma nación o región. En estos cabildos se reunían y celebraban fiestas y ritos, pudiendo así mantener vivos muchos de los elementos de sus culturas de origen; uno de ellos, su música.
Pero aquellos esclavos no se limitaron a practicar el toque del tambor o a cantar sus melodías rituales, sino que se integraron paulatinamente a la vida musical del país y muy pronto aprendieron a tocar instrumentos como la guitarra, la bandurria, el arpa, el violín, el clarinete y todos aquellos de procedencia europea. Así, esta música blanca comenzó a “teñirse” con nuevas figuraciones rítmicas e incorporó además instrumentos de percusión –que aunque no fueran exactamente iguales- procedían de la música que desde Africa, había llegado a Cuba. La marímbula, por ejemplo, es un instrumento africano que se incorporó, haciendo funciones de bajo, en los conjuntos de son, a principios del siglo XX.
En el siglo XIX y particularmente en su segunda mitad, se reúnen todos los elementos necesarios que permiten la conformación de una nacionalidad cubana, que tuvo su más alta expresión en los sentimientos patrióticos de la población criolla que dieron lugar a las guerras independentistas de entonces. Ya en ese momento, este proceso de transformaciones y fusiones de una y otra música –aunque no había concluido- comenzaba a dar sus frutos. Un ejemplo definitorio es la contradanza cubana, que surgió partiendo de la contradanza francesa, pero que tuvo características musicales bien diferentes, absolutamente cubanas. Al compositor Manuel Saumell, quien es considerado el padre de nuestra contradanza, se le considera también como el iniciador del nacionalismo de la música en Cuba.
Desde la época de las contradanzas de Saumell y de la aparición de la canción ‘La Bayamesa’ de Céspedes, Fornaris y Castillo, a mediados del XIX, y hasta nuestros días, se han sucedido a lo largo de la historia, ritmos y géneros musicales de gran arraigo popular y acogida internacional. De ésto dan fe, entre otros, el cha cha chá, el son, el mambo, el bolero, el danzón y las hermosas páginas que la trova cubana ha aportado a nuestra cancionística.
La música popular cubana es una rica combinación de ritmos, formas y sonoridades que han ido surgiendo a lo largo de muchos años y que pertenece al patrimonio de un pueblo de extraordinaria musicalidad y talento creador. Pocos son los países que pueden mostrar al mundo tanta riqueza musical; de ello nos enorgullecemos los cubanos.

Adolfo Costales Vega